Historia de Cliente

Por qué Amélie, una joven jinete, siempre usa sus estribos Ophena


Producto utilizado

Ophena S

Característica favorita

Magnetismo

Perfil

Jinete a medio alquiler


Customer Photo Marine Marquet
proporcionada por Amélie Vautrin

Amélie Vautrin es jinete desde hace unos quince años. Ahora tiene 21 años, y se enamoró de los caballos de niña, cuando sus padres la llevaban a pasear en ponis Shetland. Es estudiante de ingeniería, y desde hace unos años trabaja con los caballos de diferentes propietarios, antes de empezar un medio arrendamiento en octubre de 2020 con Ursan du Vallon, un pequeño caballo gris muy temeroso.

Los caballos que Amélie montaba antes de Ursan solían ser jóvenes y no estaban entrenados. Por tanto, Amélie está acostumbrada a sesiones agitadas y a caballos complicados. Al igual que con Ursan, los pone a trabajar antes de empezar a montar en pequeños niveles de competición.

Cuando empezó a pensar en adquirir nuevos estribos, no tuvo dudas: Enseguida pensé en estribos de seguridad, ya que son muy importantes para mí. Tengo mucho equipo de seguridad, así que me pareció lógico que mis estribos también lo fueran". Además, una amiga de Amélie había sufrido recientemente un grave accidente, lo que confirmó su idea. "Seguí toda su recuperación en el hospital, lo que me llevó aún más a recurrir a los estribos de seguridad"

Con sus antiguos estribos clásicos, al saltar, Amélie se encontraba a menudo con el pie completamente calzado. Por lo tanto, le resultaba difícil tener una buena posición, lo que la hacía insegura. “Era imposible bajar el talón, me pasaba el tiempo perdiendo los estribos, o con un mal apoyo porque mi pie estaba demasiado encajado." Fue entonces cuando los estribos Ophena aparecieron como la solución perfecta a ambos problemas, ya fuera el aspecto de la seguridad o la posición del pie:

“Pensé que si iba a comprar estribos de seguridad, ¡bien podía comprar estribos magnéticos!”

Así que Amélie recibió sus nuevas joyas durante el verano de 2020. En cuanto las recibió, se quedó prendada de los estribos magnéticos de seguridad Ophena S: “El paquete es sublime, es muy elegante y está muy bien presentado.” Y esta impresión se confirmó en la primera sesión. Estaba montando una yegua joven que se movía mucho bajo la montura: el caballo perfecto para probar la eficacia de las tecnologías patentadas de Ophena.

“Los adopté desde la primera sesión.”

Amélie sabía que si no tenía éxito, siempre podría aprovechar la garantía de devolución de 60-días sin riesgos después de la prueba. Sin embargo, en cuanto se los puso, decidió que sus nuevos estribos no se separarían nunca de sus pies. “ Cuando empecé a montar en las Ophena, pensé: "Ya está, no pienso dejarlos, nunca saldrán de mi casa.”

¿Qué es lo que más le gusta a Amélie de sus estribos de seguridad Ophena S?

  • Su magnetismo
  • La posición de la pierna que proporcionan
  • Su estabilidad

La conexión magnética entre el piso del estribo y la plantilla está diseñada para ser suficiente para evitar que te resbales del estribo después de huecos o grandes saltos, pero para soltarte fácilmenteen caso de caída. Amélie lo ha comprobado personalmente. “Hace poco estuve a punto de resbalar de lado, pero aguanté. Los Ophena claramenteme salvaron de caerme. Por otro lado, he visto a personas en mis establos caerse mientras los llevaban puestos, y los estribos los soltaron por sí solos.”

“Ni siquiera me lo cuestiono: sé que si me caigo me despegaré fácilmente.”

La distribución del peso de los estribos magnéticos también están diseñados para promover una posición óptima, y Amélie está convencida: “Todo es perfecto, su peso me permite bajar mejor la pierna, que es más estable y ya no va hacia atrás, especialmente al saltar. Ha cambiado mi forma de montar a caballo, tanto en salto como en doma. No tener problemas para colocar el pie es muy agradable.”
Algunos jinetes como ella han visto desaparecer sus dolores de rodilla, gracias a la mejor posición que han conseguido con los estribos de seguridad Ophena. “Tenía una duda sobre la amortiguación, pero al final, no hubo dolor, mientras que con otros estribos me dolían las rodillas.”

Amélie sólo tiene elogios para ellos, y no duda en prestar sus plantillas y estribos magnéticos a otros jinetes, para que también puedan probar esta nueva sensación: “Hablé de ellos a mi alrededor, hice que mis amigos los probaran en los establos, ¡y ahora somos varios los que estamos equipados con estribos Ophena!”

“Es una de las mejores compras que he hecho.”

Desde octubre, Amélie ha vuelto a los fundamentos de la doma con Ursan. Hace un mes, empezaron a competir juntos en salto de obstáculos. Su objetivo es divertirse evolucionando poco a poco hacia las pruebas Amateur, con los estribos magnéticos de seguridad Ophena S en sus pies.