Historia de Cliente

Por qué el jinete profesional Pedro Mateos ama y recomienda los estribos Ophena


Producto usado

Ophena S Pro

Característica favorita

Confianza

Perfil

Jinete profesional de salto de obstáculos


Photo of professional rider Pedro Meteos jumping
Pedro Mateos jumping in competition

 

Debido a una historia familiar estrechamente relacionada con las carreras de caballos  y, al estar rodeado de caballos desde muy pequeño, Pedro Mateos empezó a involucrarse en el salto de obstáculos desde muy joven: “De niño también jugaba al fútbol y combinaba ambos deportes, pero al final dejé el fútbol. Era mejor con los caballos.”

Un profesional desde los 16 años y recién graduado en Odontología por la Universidad Complutense de Madrid, que ahora busca realizar un máster,Pedro trabajar duro para balancear ambas carreras: “Cuando era pequeña, me gustaba mucho [la equitación] y se me daba bien. Así que empezamos poco a poco y ahora puedo compaginarlo con mis estudios y puedo hacer las dos cosas a la vez, con un poco de fuerza, pero me las apaño. Hay que encontrar el tiempo cada día. Voy a la Universidad por la mañana y doy a los caballos toda la tarde. Y después voy al gimnasio y después a estudiar.”

Con una carrera en el salto de obstáculos tan larga como la suya, no hay tiempo suficiente para nombrar todas las victorias y compartir todos los recuerdos, pero Pedro, entre risas, recuerda el Trofeo Príncipe de Asturias (ahora conocido como Princesa de Asturias) como uno de sus favoritos: “Subí de categoría: Tenía 15 o 16 años y montaba un caballo que se llevaba bastante bien conmigo. Así que subimos a la categoría de 18-19 años y el premio era un coche. Ni siquiera podía conducirlo cuando lo gané".. Su larga lista de logros también incluye la victoria en el Gran Premio de Comporta (2010) y en el Gran Premio de Toledo (2014), varios oros en campeonatos juveniles, ser quinto en el Ranking Europeo, y muchos más.

El amor de Pedro por la equitación se ve a kilómetros de distancia, pero para él no se trata sólo de competir y ganar. El estilo de vida en general también es algo que valora profundamente: “final es nuestro mundo y pasas todos los fines de semana con las mismas personas. Acabas conociendo a todo el mundo, conociendo a todos los caballos... Me encanta todo lo que implica.” Y cuando se trata de salto de obstáculos, sabe lo importante que es tener un buen equipo: “Llevo 15 o 16 años trabajando con mi mozo, desde que era un niño. Él conoce sus tareas y yo conozco las mías. Luego el caballo conoce sus tareas, y también mi entrenador, que es mi padre. Formamos un buen equipo entre los cuatro.”

Debido a su experiencia como saltador profesional y a su larga relación con los caballos, los nervios no le afectan cuando se prepara para una competición, sino que le ayudan a concentrarse. Sin embargo, antes de cualquier salida Pedro tiene que tocar a su caballo por todos los lados, estirar las rodillas y persignarse. Tras esos pequeños rituales, está listo para la acción y disfruta de la adrenalina.

Y aunque maneja bien la presión, siente que sus caballos se ponen tensos. Entre la salida de casa, la zona de calentamiento y la pista principal, sus caballos cambian de humor, y la forma de manejarlo depende del caballo que esté montando: “Algunos caballos son más difíciles. Depende del caballo y de cómo te adaptes a él, paseándolo, trotando un poco, dependiendo de si le gusta cómo lo montas."

Tener el equipo adecuado puede suponer una gran diferencia y éste es uno de los momentos en los que los estribos magnéticos de seguridad Ophena hacen un trabajo fantástico: “A veces los caballos pueden no tener la postura perfecta para que te sientes en la silla. Si combinas eso con la presión y el intento de moverte más rápido durante un Gran Premio, puedes perder un estribo. Y ahora mismo [con Ophena] no tengo ese problema... Tienes la confianza de tener siempre, en cualquier momento, los estribos en la posición que necesitas.”

“Tienes la confianza de tener siempre, en cualquier momento, los estribos en la posición que necesitas.”

La inovativa adherencia de los estribos Ophena proviene de su conexión magnética, que se crea entre los estribos y plantillas magnéticas especiales. Esta conexión te proporciona un mejor control y evita que pierdas los estribos, tal y como describe Pedro.

Actualmente, Pedro tiene tres caballos. El mayor, Apriamo Z, lleva con él 5 años. Cuando empezaron a saltar juntos, Apriamo Z no saltaba muy alto y en general no era muy rápido. Pero en los últimos tres años ha mejorado mucho y ahora puede saltar 1,50m. En España incluso se ha dado a conocer como un caballo muy ganador. Pedro también confía mucho en sus dos caballos más jóvenes: Levis C, un capón de 9 años, que ya salta hasta 1,45m; y Valdelamadre Ihala, una yegua de 7 años, que hasta ahora tiene un récord de 11-0 en sus salidas. 

TEsta sensación de trabajar con un caballo y ver cómo mejora es algo con lo que Pedro realmente disfruta: "Llevar al caballo desde un nivel inferior y mejorar juntos, hacer que gane confianza en ti y viceversa. Hacer cosas juntos, competir juntos y mejorar cada vez, eso es lo que más me gusta.”

Sin embargo, los accidentes pueden ocurrir en cualquier momento. El pasado mes de junio, Pedro se cayó de su yegua mientras llevaba unos estribos de seguridad de otra marca reconocida. La caída tuvo como resultado una fractura en el antebrazo y cuatro -cuando estamos haciendo esta entrevista todavía- meses alejado del salto de obstáculos. Pedro reconoce que le hubiera gustado tener su Ophena S:“Puede ser un poco sensible, así que decidimos ponerle los otros. Y cuando me caí, bueno, hubiera preferido tener los Ophena.” Ahora no puede esperar para volver a subirse al caballo y participar en una competición: “Te hace querer volver a levantarte. Incluso poco después de una caída, competir te hace querer seguir adelante. Quiero competir."

“Los que uso durante los Grandes Premios, los que encuentro más cómodos y útiles son los estribos Ophena”

Su opinión sobre los estribos Ophena proviene de su experiencia personal y de haber probado prácticamente todos los demás estribos del mercado. Aunque tiene estribos de seguridad de otras marcas, prefiere utilizar los estribos magnéticos de seguridad de Ophena durante sus competiciones“También tengo otros y dependiendo del modelo pueden ser más ligeros o más pesados. Si son demasiado ligeros, pueden salir volando y acabar sobre la montura, y no puedes recuperarlos. Algunas tienen tornillos en la suela, lo que me gusta, pero acabas notándolos demasiado. Al final, los que utilizo durante el Gran Premio, los que me resultan más cómodos y útiles, son los estribos Ophena.

Los jinetes suelen informar de un pequeño periodo de adaptación cuando empiezan a montar con los estribos magnéticos de Ophena, ya que el agarre magnético es una sensación totalmente nueva.Y para Pedro no fue amor a primera vista. Como está acostumbrado a montar más con los dedos al saltar, le parecía que la posición de los imanes estaba demasiado atrás: “Me puse en contacto con Ophena y me hablaron de las diferentes posiciones. Al principio pensé que sería la C, pero acabó siendo la posició B. Me encantó y me quedé con ella. Esto posiciona mis pies muy bien, permitiéndome bajar el talón, que era uno de mis problemas."

Ophena ofrece tres posiciones diferentes de los imanes en las plantillas magnéticas y más del 96% de los clientes de Ophena están contentos con la posición estándar. Pero si eres un jinete de punta, como Pedro, sólo tienes que ponerte en contacto con el equipo de Ophena y decirles qué posición prefieres. Toda la información sobre las plantillas magnéticas y las diferentes posiciones de los imanes se encuentra en aquí.

¿Qué es lo que más le gusta a Pedro de sus estribos Ophena S Pro?

  • La confianza que dan

Montar y saltar con estribos magnéticos puede ser diferente, como explica Pedro: Cuando el jinete ejerce presión sobre sus estribos al saltar (con y sin imanes), los estribos tienden a moverse ya que los pies se levantan un poco de su posición, lo que puede cambiar la postura del jinete al aterrizar. Así que, normalmente, hay que hacer pequeños reajustes después de cada salto. Pero esto no ocurre con los estribos magnéticos de seguridad de Ophena: “Estás en posición antes del salto y puedes presionar muy bien. Después del salto, como están conectados, aunque te muevas, mantienen la misma posición. Y eso te permite ganar algunos segundos, porque no tienes que reajustar."

Y es precisamente esta confianza en los estribos Ophena lo que hace que a Pedro le gusten tanto: "No sólo la confianza de no perder los estribos, sino la confianza en ti mismo. La confianza en que todo se mantendrá en su posición, todo estará en su sitio. Esto te permite dejar de pensar en los estribos y en las piernas, te permite centrarte más en la distancia [al obstáculo], en la velocidad a la que vas.”

“Te dan un plus de confianza y seguridad durante la competición.”

Por eso Pedro recomienda los estribos Ophena a todo el mundo, desde los amateurs hasta los profesionales: “Me encantan los estribos Ophena. Con los caballos que son un poco más especiales, acabas confiando en un estribo con el que puedes soltarte del caballo, que te permite soltarte rápidamente. Y los recomendaría para la competición, mucho. Para los aficionados e incluso para los profesionales, les darán un punto de confianza. Especialmente para los aficionados, les darán la confianza adicional que necesitan para pasar de una altura a otra.”

Pedro sigue recuperándose de su lesión, y lo hará al menos hasta septiembre, cuando tiene previsto volver a entrenar lentamente. Por suerte, su hermano, que solía competir en el Gran Premio de España cuando era adolescente, ha vuelto a montar y está ayudando a Pedro a mantener sus caballos activos.

Y aunque se perderá el Campeonato de España, está deseando que lleguen las competiciones de Picadero, especialmente el Top Ten de España, que cree que será su primera competición una vez que esté totalmente recuperado.