Historia de Cliente

Por qué Marine, dueña de un caballo joven, utiliza los estribos Ophena


Producto usado

Ophena S

Característica favorita

Seguridad

Disciplina

Salto de Obstáculos


Customer Photo Marine Marquet
© Pauline Brandao

Marine Marquet no procede de una familia de jinetes. Sin embargo, a los 5 años, empezó a negociar con sus padres para empezar a montar. "Estaba decidida a montar, así que les insistí durante un año. Finalmente cedieron y me inscribieron" Desde entonces, este deporte fue una elección obvia. Ahora, con casi 30 años, se ha convertido en la propietaria de su nuevo compañero, Favori du Galain.

Hace unos años, Marine dio a luz a una niña y dejó de lado su pasión durante 2 años. Es después de haber retomado la equitación con regularidad en un centro ecuestre cuando sintió la necesidad de adoptar un caballo. "Ya había tenido una experiencia como propietaria adolescente, y sentí que me faltaba algo: una relación real con un caballo."

Entonces el destino la puso en el camino de Favori. A pesar de algunas dudas, finalmente se convirtió en su propietaria a principios de 2020. "Tras el nacimiento de mi hija, empecé a tener más miedo a montar. Me daba un poco de miedo volver a comprar mi propio caballo. Un día, por casualidad, me encontré con el anuncio de Favori. Me dije que era el caballo perfecto para mí, que era demasiado bueno para ser verdad, y acabé yendo a verlo y me enamoré de él".

El pequeño caballo alazán sólo tiene 6 años. A pesar de su personalidad amable y su carácter fuerte, puede ser muy enérgico a veces, haciendo pasar un mal rato a su dueña. Por suerte, unos meses antes de comenzar su relación con él, Marine descubrió los estribos magnéticos de seguridad en una competencia, y sintió bastante curiosidad por su aspecto de seguridad. "Era algo nuevo, así que al principio me mostré escéptica, pero me gustó mucho el concepto". Siguió pensando en comprarlos durante unos meses, y en el verano de 2020, después de convertirse en propietaria de su caballo, dio el paso y compró un par de estribos magnéticos Ophena.

"Lo que más me gustó de Ophena fue la seguridad"

Cada par de Ophena S viene cuidadosamente empaquetado y presentado en un estuche. Por eso, la primera impresión de Marine cuando vio sus nuevos estribos en su caja no fue sorprendente: "Me parecieron muy bonitos, con mucha clase. Cuando los recibes, dices WOW".  A caballo, también fue amor a primera vista, tras un tiempo de adaptación al sistema magnético: "El hecho de estar "enganchado" fue peculiar y me hizo sentir un poco extraño al principio, pero después de 10 días de uso ya no los sentía"

Cómo fue que los estribos de seguridad Ophena S le dieron confianza al montar a caballo:

La corta edad de Favori, unida a los temores de Marine tras el nacimiento de su hija, le impedían montar a caballo. Los estribos magnéticos Ophena le permitieron olvidar algunos de los riesgos y concentrarse más en su forma de montar, especialmente en los saltos. "Tengo un caballo joven, que a veces tiende a dar saltos muy grandes. Antes solía perder los estribos clásicos durante estos saltos, lo que me hacía sentir inquieta. Ahora no los pierdo en absoluto. Los estribos Ophena me han dado realmente confianza en algunos aspectos. Hubo un periodo en el que a menudo hacía el tonto, y me tranquilizaba tenerlos porque me decía que no los perdería fácilmente, y que si me caía no me quedaría atascada."

Foto del cliente

© Pauline Brandao

¿Qué es lo que más le gusta a Marine de sus estribos?

  • Su seguridad
  • Saber que no los perderá fácilmente.

Para Marine, salir a pasear con Favori con total confianza era difícil. Nunca estaba totalmente relajada, pensando en el riesgo de perder los estribos y resbalar si él hacía algo mal. Gracias al magnetismo de los estribos Ophena, ahora puede disfrutar de paseos individuales con su caballo. "Antes estaba un poco nerviosa, no me atrevía a dar un paseo con Favori porque es joven y está un poco loco. Los estribos Ophena me hacen sentirme segura en los paseos. Sé que no los perderé a la menor desviación"

Esa es la diferencia con los estribos convencionales. Por muy joven que sea tu caballo o por muy sorprendentes que sean sus reacciones, puedes estar seguro de que encontrarás tu estabilidad fácilmente a pesar de sus movimientos a veces bruscos. "La última vez que me caí fue con mis viejos estribos. Mi caballo se levantó, me desequilibré, perdí el estribo y me caí. Conseguí los Ophena S unos meses después. Luego hubo un periodo en el que Favori se levantó en cada sesión: No me caí ni una sola vez porque nunca me desequilibré."

"Los estribos Ophena me ayudaron a superar el obstáculo"

Ahora, Marine continúa su progreso y su trabajo con Favori. Ha empezado a competir en la categoría de Clubes, y su objetivo es ir progresando a pruebas mayores poco a poco, sin prisas, y acompañada de los estribos magnéticos de seguridad Ophena.